Seguidores

viernes, 24 de septiembre de 2010

La conchuda mayor (la madre)


Fue la artífice (voluntaria o no) de todas las neurosis que cada conchuda desarrolló a lo largo de su biografía. La persona que nunca estuvo satisfecha del todo con nuestras habilidades concretas y la que alabó sin medida las virtudes que no tenemos. “Deberías ser modelo” nos dijo muchas veces, aunque medimos 1, 60, con tacos. “No sé porque elegís siempre tipos pobres” fue otra de sus frases de cabecera. Nos obligó a anotarnos en cursos que nos resultaban aburridísimos, nos sumergió en problemas familiares de los que no teníamos parte ni causa, nos sometió a interrogatorios llenos de frases destinadas a hacernos pisar el palito. Nos montó escenas de sainete frente a nuestros amigos, revolvió nuestros placares buscando evidencias de nuestras transgresiones adolescentes, nos avergonzó delante de nuestro primer novio. A costa de todo eso, se ha hecho odiar a lo largo de nuestra primera juventud, para que luego, entrada la vida adulta, ejerzamos con ella una especie de tolerancia hartoforzada. Sin embargo, cuando caemos en cama por alguna gripe, anhelamos en secreto su tecito con limón y miel -que nadie lo hace como ella- sus tostadas medio quemadas con manteca sin esparcir y hasta aquellas cancioncitas infantiles como “La Farolera”, con las que llenó de amor nuestra infancia, como sólo una conchuda Mayor que se precie puede hacer.

4 comentarios:

Petardo Contreras dijo...

Ufffff
Justo estoy conviviendo con la mia un mes que vino de visita...
La capacidad permanente de comunicación me vuelve loco, extraño el silencio!
Pero bue para que no este al pedo le digo que me deje el frezer lleno de salsa y tartas muuuejejej

N y A dijo...

Exacto Petardo, esa es la actitud!

Julieta dijo...

Conclusión, le perdonamos todas las cosas enumeradas por amarnos con locura siempre? jaja
saludos!

Néstor Dulce dijo...

Espero que todas hayan pasado un feliz día de la madre. Los invito a conocer a la mía. Aquí un adelanto: Ahora que tengo una hermanita menor le he encontrado varios defectos más a mi mamá al ver como educa a Lucila.
- MAMA Y LA COMIDA: no se de donde le viene esa manía de engordarte. Cuando le da la papilla, le dice: "¡Esta cucharada es para papá! ¡Esta es para el abuelo! ¡Esta es para la tía!" ¿Pretende que mi hermana coma por toda la familia?
Por otra parte, si Lucila no quiere comer el puré es habitual que le haga el avioncito con la cuchara ... e imita hasta el ruido del motor. Me pregunto: ¿de dónde sacó que a la nena le gusta más comer aviones que papilla? Además, ¿mamá acaso tampoco se enteró de lo de las Torres gemelas y de los desastres que pueden causar los aviones?
- MAMA Y LAS CANCIONES DE CUNA: en verdad, la idea de acompañar el sueño de los bebés entonando canciones es buena. Pero, ¿quién les escribe las letras a mami? ¿Videla? Es que otro no creo que pueda afirmar cosas tales como: "¡¡¡ Duérmete niño, duérmete ya ... sinó viene el cuco y te comerá !!!"
Enlace
http://www.kikitodulce.blogspot.com
Si te agrada, hacete miembro del blog
Gracias